La reparación de lunas en Getafe es uno de los servicios más solicitados por los clientes a los talleres especializados, debido a que la luna se puede romper o tener algún problema en cualquier momento.

Por este motivo, debemos tener en cuenta los tipos de lunas que existen para el coche, cuáles lleva el nuestro, para que los mecánicos no tengan problemas con la reparación de lunas en Getafe.

Los tipos son los siguientes:

- Luna de vidrio templado. Están compuestas por una capa de unos 5 milímetros de espesor aproximadamente y se construyen mediante un endurecimiento térmico a 600 ºC. Se suele utilizar para las ventanas de las puertas normalmente. Cuando se rompen, lo hacen en varios trozos que impiden su visibilidad.

- Lunas de vidrio laminado. Se encuentran formadas por dos capas de de cristal unidas por un plástico que es especial para este tipo de lunas. En este caso, te ofrecen una mayor flexibilidad que las del tipo anterior, por eso no se rompen con tanta facilidad.

- Lunas de vidrio tintado. Son las lunas de color oscuro que absorben la energía solar para reducir la carga térmica dentro del habitáculo. Deben cumplir una serie de normativas y directivas europeas para su homologación.

- Lunas de vidrio electrocómico. Son las lunas que se oscurecen o se aclaran dependiendo de la incidencia de los rayos solares. Permiten el control de la luz de los pasajeros del propio coche.

- Lunas de vidrio atérmico. Tienen la capacidad de regular la temperatura interior del coche absorbiendo la energía del sol.

- Lunas de vidrio térmico. Son los cristales calefectables que se conectan al sistema eléctrico del propio coche para que el hielo o el vaho no nos impida la visibilidad.

Por lo tanto, si tienes dudas sobre los tipos de lunas para el coche que existen, contacta con nosotros en Glassdrive Getafe.